Usar “alias” en Linux

Para los amantes de la Línea de Comandos (CLI) es muy común estar escribiendo líneas repetitivas de dos tres o muchas palabras y parámetros por ejemplo:
  • zypper install
  • tar -zxvf
  • apt-cache search
  • nmap -e eth0 -Pn -sV -T4 -v -O 
Entre muchas otras sentencias que uses diario bien, puedes ahorrarte algo de tiempo escribiendo todo eso sustituyéndolo por alguna sencilla palabra. A esto le llamamos Alias.


Eso lo hacemos de la siguiente manera.

1.- Piensa en las sentencias que quieres agregar y determina si su uso requiere permisos de superusuario o si las puedes ejecutar como usuario normal.

¿Por qué hacer esto?

Los alias van a depender del usuario que los ejecute, veremos esto enseguida.

2.- Una vez determinado si se requieren los privilegios o no escribamos esto desde consola (nano puede ser sustituido por tu editor favorito).

$ nano /home/TU_NOMBRE_DE_USUARIO/.bash_aliases


Nota 1: “/home/TU_NOMBRE_DE_USUARIO/” se puede sustituir escribiendo sólo: “~/” 😛 

Nota 2: El $ el cual indica que la sentencia es con permisos de usuario normal. Ese símbolo aparece en la consola, no lo escribas tú 😛 como dije, indica que estas con permisos de simple mortal ya que es así como debes ejecutar la orden.

Aquí en este archivo vas a escribir todas las sentencias que quieras ejecutar y que no requieran de permisos de superusuario. La sintáxis es la siguiente

alias nombreAlias=’sentencia a ejecutar’

Por ejemplo:

alias ssh_miweb=’ssh -l usuario -p 22 midominio.com

Cree un alias que se llama ssh_miweb y que lo que hace es conectarse vía SSH con el usuario “usuario” a través del puerto 22 hacia midominio.com. Es más rápido simplemente escribir ssh_miweb que todo eso no?

Has la lista de todos los alias con sus sentencias que quieras. Guardamos (Si usas nano presionas Control+O y Enter), cerramos el archivo (con nano Control+X) y pasamos al paso 3.

3.- Ahora hay que editar un archivo más para que estos alias se carguen al iniciar tu sesión. Escribimos en consola:

$ nano ~/.bashrc


Al final del archivo agregamos lo siguiente:

if [ -f ~/.bash_aliases ]; then
      . ~/.bash_aliases
fi

Guardamos, cerramos y con esto ya podrás usar tus alias la próxima vez que inicies sesión… Sin embargo…

4.- Si quieres usarlos sin necesidad de volver a loguearte escribe lo siguiente desde consola:

$ source ~/.bash_aliases


Ahora sí, ya puedes usar tus alias 😀

5.- Casi para terminar, para las sentencias que requieran permisos de superusuario debes crear en /root/ el archivo ./bash_aliases

# nano ~/.bash_aliases


Otra nota: Ahora tiene # ya que esto debe realizarse con permisos de root. Sí, ahora sí ejecuta esta orden con permisos del oh todo poderoso usuario root. Una vez agregado todos los alias guardamos el archivo y cerramos.

6.- Por último, copiamos el archivo .bashrc de tu carpeta de usuario a la de root:

# cp /home/TU_NOMBRE_DE_USUARIO/.bashrc ~/


Es necesario que escribas esta vez la ruta completa de tu home ya que estas como root y el símbolo ~ indica la ruta /root/ la cual es el home de root.

Y es todo 😀 Espero que les sea de utilidad.

Publicado el septiembre 17, 2011 en Linux. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: